One West University Boulevard, Brownsville, Texas 78520 | 956-882-8200

Energy Drinks and Your Health

From Student Health Services

Energy drinks have become very popular among adolescents and young adults, but caution should be exercised when drinking these high caffeine beverages. These drinks may give people a jolt of energy but they also boost heart rates and blood pressure levels. People who have high blood pressure or heart disease should avoid energy drinks since they can affect blood pressure or change the effectiveness of medications.
Energy drinks contain more caffeine than soda. The average can of soda contains 25-40 milligrams of caffeine with most energy drinks containing double the amount. The main health risk that is associated with consuming large quantities of caffeine is irregular heartbeat. In addition they might contain excessive amounts of vitamins B6 and B12.
There have been numerous reported cases of people dying after drinking energy drinks and exercising heavily. Energy drinks can also lead to dehydration. The caffeine and sugar in energy drinks does not provide the necessary hydration that may provide the person energy to perform a task in an efficient manner. Mixing energy drinks with alcohol has also become popular. This combination is even more dehydrating than drinking either beverage alone, and studies suggest that this can be harmful to the heart. In addition, drinking energy drinks with alcohol gives the false sense that a person is less intoxicated than they actually are. Alcohol is a depressant and the energy drink boosts the person’s energy, which can give the false perception of not being drunk and allowing a person to make high risk decisions such as driving under the influence which can end up in a fatality.

Energy Drinks - Las bebidas energéticas y su salud

Desde los Servicios de Salud Estudiantil (Student Health Services)

Las bebidas energéticas se han vuelto muy populares entre los adolescentes y los adultos jóvenes. Estas bebidas contienen cafeína en cantidades exorbi-tantes, por lo cual deben tomarse con precaución. Las bebidas energéticas no solo incrementan la energía en las personas, también incrementan la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Por lo mismo, si se padece de alta presión o de enfermedades del corazón se debe evitar el tomarlas ya que afectan la presión arterial y cambian el efecto de los medicamentos en el organismo.
Una lata de refresco común de tamaño promedio contiene de 25 a 40 miligramos de cafeína mientras que la mayoría de las bebidas energéticas contienen el doble de esta cantidad. El mayor riesgo a la salud asociado con el consumo de grandes cantidades de cafeína es el latido irregular del corazón. También pueden contener un excesivo contenido de vitamina B6 y B 12.
Las bebidas energéticas pueden llevar a la deshidratación. Se han reportado numerosos casos de gente que han muerto después de haber hecho fuerte ejercicio e ingerido bebidas energéticas. La cafeína y el azúcar en las bebidas energéticas no proveen la hidratación necesaria para que una persona pueda llevar a cabo tareas efectivamente. El mezclar las bebidas energéticas con el alcohol también se ha vuelto muy común. Esta combinación es aun más deshidratante que tomar las estas bebidas solas. Algunos estudios sugieren que esto puede ser dañino al corazón. Además, el ingerir estas bebidas con alcohol da la falsa sensación que la persona esta menos intoxicada de lo que realmente está. El alcohol es un agente depresivo y las bebidas energetizantes neutralizan este efecto. La persona no se da cuenta de que esta realmente ebria y esto la lleva a tomar decisiones riesgosas como el manejar un vehículo, lo cual le puede llevar hacia un fin fatal.

For comments and questions, please contact the Webmaster.